buscador

facebook instagram
img-destacada

¿Es verdad que lo BIO adelgaza?

ESTILO DE VIDA

6 de agosto de 2018

facebook whatsapp Compartir por correo

María Segade

Antes de nada, es importante dejar claro que no se debe recurrir a una alimentación BIO solo para adelgazar. La voluntad debe ser disfrutar de una mejor salud. En 30 años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) predice que algunos países desarrollados alcancen una esperanza de vida de 90 años. Como bien dice el refrán, somos lo que comemos.

La etiqueta BIO hace referencia a la manera en la que un producto ha sido cultivado. A partir de ahí, cualquier alimento puede prepararse para que aporte más o menos calorías. Pensemos en un Banana Split con dos plátanos recién llegados de Canarias, copos de avena integrales Ecocesta y una bola de helado de chocolate belga Bio Factory. No hace falta ser un experto para saber que no es un plato que mantenga a raya la báscula.

Para adelgazar hay que tener en cuenta factores como calorías y actividad física. Llevando una dieta equilibrada y ejercicio la alimentación BIO complementa una pérdida de peso, claro, pero siempre dentro del conjunto.

 

1. Razones por las que lo BIO es mejor

La fruta, la carne, el pescado, los vegetales… que consumimos hoy en día no son de la misma calidad que los de antaño. Muchos alimentos se cultivan en suelos pobres por la constante siembra. Se agreden con productos químicos. La soja no es una legumbre muy exigente y algunas explotaciones la siembran mientras se recupera la tierra. La fruta ya no madura en el campo. Se recoge verde y completa su ciclo en camiones frigoríficos.

La calificación BIO garantiza que los agricultores y ganaderos han optimizado las herramientas naturales a su alcance por el bien de sus productos. Los aceleradores químicos, sintéticos o los organismos genéticamente modificados quedan fuera de su modus operandi. Además de tener más vitaminas y minerales son más sabrosos. Un tomate procedente de un suelo rico en minerales, acariciado por el sol y protegido de las plagas, quizás, por las trabajadoras mariquitas -ponen a raya a los pulgones- no va a tener rival en el paladar.

El fin de la alimentación BIO es la salud. (Istock)

Los productos BIO son respetuosos con el medio ambiente. (Istock)

El fin de la alimentación es que el cuerpo consiga energía y tenga reservas para restaurarse del desgaste diario. Estamos en constante reparación. El intestino se renueva una vez a la semana. Nuestras células tienen que soportar 10.000 ataques de radicales libres cada día. Los 5 kilos de piel que nos envuelve pierden miles de células de la epidermis cada 24 horas.

Cada vez nos alejamos más de la Madre Tierra consumiendo productos ultra procesados y químicos que además de engordar con calorías vacías inflaman nuestro organismo. La mejor opción siempre es la ecológica.

 

2. Bueno para el ecosistema

En la producción de los alimentos ecológicos se ha ahorrado en recursos naturales. Esto reduce la contaminación y favorece la fertilidad del suelo. Como ya hemos dicho, la fruta y la verdura de invernadero crece en terrenos con sustancias que aceleran su ritmo. Los plaguicidas con los que se garantiza el cultivo son muy difíciles de eliminar.

Aunque se lave el alimento en casa acabamos consumiendo toxinas. La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) corrobora que un 90% de los alimentos que analizan contienen tóxicos dentro de los límites permitidos.

Estamos diseñados para consumir productos naturales. (Istock)

Estamos diseñados para consumir productos naturales. (Istock)

La ganadería ecológica tiene menos grasas saturadas porque los animales no se alimentan de piensos con aditivos. Mientras son crías toman leche materna y se respeta su ritmo de crecimiento. Apostar por productos elaborados con métodos tradicionales tiene beneficios para el cuerpo porque son más puros pero, sobre todo, favorece el medio ambiente.

Adoptar el camino BIO no repercute directamente en el peso pero sí rompe una lanza a favor de un mundo con menos contaminación y más biodiversidad. Hoy en día ni siquiera hay que renunciar a comer BIO fuera de casa. Por lo general el precio de sus productos es mayor, aunque cada vez menos. Grandes cadenas de supermercados como Carrefour ya cuentan con una inmensidad de productos BIO en sus lineales que apoyan el consumo consciente.

Una respuesta a “¿Es verdad que lo BIO adelgaza?”

  1. José Antonio García Matanza dice:

    Adelgazar, no se. Pero por lo menos no te metes toda esa cantidad de toxico, que tienen los alimentos, tratados con química. Al comprar mirar la etiqueta. No el precio. Nota: El cuerpo no sabe de limites de envenenamiento, permitido por la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestra NEWSLETTER!

Acepto la política de privacidad

FACEBOOK

INSTAGRAM BIOLOGICAMENTE

  • Conecta con la naturaleza y date un respiro naturaleza bio
  • A media maana el hambre se apodera de ti? No
  • Te atreves a hacer estas lmparas originales? Aprende y decora
  • Tus plantas bonitas merecen unas macetas a su mismo nivel
  • Decora tu boda de una forma original para que tenga

VÍDEO DESTACADO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos, publicitarios y sociales. Las cookies de redes sociales se utilizan para que puedas compartir contenidos en tus redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar tus preferencias y/o ampliar esta información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies